2-1: el Nápoles gana con goles de dos defensas

Tercera victoria consecutiva del Nápoles en la Serie A para afianzarse ya en las plazas que dan acceso a una Europa League que hace un par de meses parecía imposible. El rival del Barça en los octavos de final de la Champions League se ha impuesto 2-1 al Torino y suma 15 puntos de los últimos 18 en juego, confirmando un buen momento que intentará prolongar hasta ese miércoles 18 de marzo, cuando visitará el Camp Nou tras el 1-1 de la ida.

Respecto al once que se enfrentó el pasado martes al Barça, Gennaro Gattuso dio descanso de inicio al lateral zurdo Mario Rui, al mediocentro Demme y a los delanteros Callejón y Mertens, que acabó lesionado tras su gran gol a Ter Stegen, aunque este sábado ya entró en la convocatoria. Entraron en la alineación, respectivamente, Hysaj, Lobotka, Politano y Milik. Los cambios conllevaron una modificación táctica con la presencia del ariete polaco Milik, una referencia en ataque diferente a la empleada ante el equipo de Quique Setién, cuando entre Mertens e Insigne se alternaron en el zona del ‘falso 9’.

Tras un susto inicial provocado por una mala salida de Ospina pero bien contrarrestado bajo palos por Maksimovic tras el disparo de De Silvestri, el Nápoles poco a poco se hizo con el control del partido y comenzó a crear ocasiones. Milik fue el primero en poner a prueba a Sirigu con un zurdazo a la media vuelta. El 1-0 llegó poco después en una jugada de estrategia en el 19’. Insigne centró con maestría una falta lateral y Manolas marcó con un potente cabezazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *