Dybala dirige la exhibición de la Juventus sin Cristiano Ronaldo

La Juventus, con un once de muchas garantías a pesar de la baja de última hora de Cristiano Ronaldo por una sinusitis, no tuvo miramientos en casa contra el Udinese y se clasificó goleando (4-0) para los cuartos de final de la Coppa de Italia, como también hicieron este miércoles el Milan, que goleó a la SPAL (3-0), y la Fiorentina con un gol del catalán Pol Lirola contra el Atalanta (2-1). Fue un triunfo por la vía rápida de los de Sarri, que antes de llegar a la media hora, ya ganaban 2-0 con goles de Higuaín y de Dybala, de penalti. En la segunda parte, de nuevo Dybala, con un auténtico golazo, y Douglas Costa, otra vez de penalti, sentenciaron el duelo para los de Sarri, infinitamente superiores y que guiados por Dybala, autor de dos goles y que dio todo un recital, desplegaron su gran potencial pese a no contar con Cristiano Ronaldo.

Alargan así su buen momento los ‘bianconeri’, que vienen de ganar los dos partidos de este 2020 en la Serie A, donde recuperaron el liderato y fueron campeones de invierno este fin de semana después de vencer a la Roma (1-2) y aprovecharse del empate del Inter contra el Atalanta.

Fueron titulares Rabiot y también De Ligt, que no jugaba de inicio desde hace más de un mes, y que tuvo una oportunidad al lado de Rugani en el eje de la defensa para demostrar que puede ser también importante, y más ahora debido a la grave lesión del central turco Demiral. Sin Cristiano, Sarri varió un poco el esquema y optó por un 4-3-3, con Dybala, Higuaín y Douglas Costa arriba. No se notó la ausencia del astro portugués. Dybala sobretodo, pero también Higuaín, acompañados por un juego coral a la vez que intenso y ambicioso, hicieron que no se le echara en falta con una gran actuación.

Pared ‘infinita’ entre Higuaín y Dybala

Fueron precisamente los dos delanteros argentinos, con una acción conjunta y endiablada, mezcla de toque y velocidad en la ejecución y devolviendose el balón varias veces, con una pared infinita, los que forjaron el primer gol, para enmarcar, obra de Higuaín cuando se cumplía el primer cuarto de hora (16’).

Ya era muy superior la Juve desde el inicio, y con el gol, lo fue incluso más, con una efectiva presión y llegando por momentos a pasar por encima del Udinese, que salió con muchos jugadores no habituales, y que bastante hacía con intentar defenderse. Justo superado el ecuador de la primera parte pero, ya llegó el segundo de la Juve. Bernardeschi, derribado por el portero Nicolás, fue objeto de penalti y Dybala no falló desde los once metros con un potente disparo ajustado al palo (26’).

Oficial: Todibo, cedido al Schalke por 1,5 millones y una opción de 25
No reaccionó a los dos goles el Udinese, que en toda la primera parte, tan solo se acercó una vez con cierto peligro a la portería de Buffon, que vivió uno de sus partidos más plácidos de la temporada. Es más, la Juventus no se conformó con mandar por dos goles y siguió insistiendo en su juego, con una marcha más que el rival, totalmente superado. Betancour tuvo cerca el tercero a cinco minutos del descanso pero su trallazo desde fuera del área impactó en el palo.

Aunque el técnico del Udinese, Lucca Gotti, buscó dotar de más poder ofensivo a su equipo con la entrada de Lasagna, la segundo parte tuvo un guion muy similar al que se había visto en los primeros 45 minutos. De hecho, menos de diez minutos pasaron para que la Juventus, de nuevo muy superior, rozara el tercer gol. De hecho, lo celebró Higuaín después de cazar un rechace de Nicolás, pero lo anuló el VAR por un fuera de juego de De Ligt. No tardó de todas maneras en subir el 3-0 al marcador, gracias a un golazo de Dybala, que sacó la magia de su bota izquierda para superar a Nicolas con un disparo con parábola (58’).

Casi acto seguido, llegó el cuarto, obra de Douglas Costa desde el punto de penalti, provocado por una manos de Nuytinck (61’). En el minuto 65 llegó la primera intervención de Buffon, sin grandes problemas. Indicativo claro del nulo peligro que creó el Udinese.

Rugani tuvo el quinto con un remate que se estrelló en el palo en una falta colgada por Bernardeschi (78’) y aunque lo intentó poco después también Cuadrado, uno de los jugadores de refresco, el 4-0, que se quedó incluso corto para los méritos de unos y otros, ya no se movió.

La Juventus conocerá este jueves su rival en cuartos de final de la Coppa de Italia, que saldrá del duelo que disputan el Parma contra la Roma (21.15 horas). Las otras eliminatorias son el Nápoles-Lazio, el Torino-Milan y el Inter-Fiorentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *